Michel Foucault: verdad y poder

La «verdad» está ligada circularmente a los sistemas de poder que la producen y la mantienen, y a los efectos de poder que induce y que la acompañan. «Régimen» de la verdad (…).

El problema político esencial para el intelectual no es criticar los contenidos ideológicos que estarían ligados a la ciencia, o de hacer de tal suerte que su práctica científica esté acompañada de una ideología justa. Es saber si es posible constituir una nueva política de la verdad. El problema no es «cambiar la conciencia» de las gentes o lo que tienen en la cabeza, sino el régimen político, económico, institucional de la producción de la verdad. No se trata de liberar la verdad de todo sistema de poder — esto sería una quimera, ya que la verdad es ella misma poder— sino de separar el poder de la verdad de las formas de hegemonía (sociales, económicas, culturales) en el interior de las cuales funciona por el momento. La cuestión política, en suma, no es el error, la ilusión, la conciencia alienada o la ideología; es la verdad misma.

Michel Foucault en Verdad y poder

Share

David Roberts: políticas de la posverdad

Durante esta extraña calma en el (interminable) del Proyecto de Ley Federal sobre el Clima, he estado reflexionando sobre algunas nociones políticas.

Primero: los votantes generalmente no saben mucho sobre política o medidas políticas. Ellos tienen cosas sobre las que sí saben mucho (American Idol, equipos de béisbol, software de contabilidad, libros de recortes…), pero para la mayoría de los votantes, la política no está entre esas cosas. Los votantes utilizan procedimientos ordinarios para evaluar las propuestas legislativas. Esto va de alguna manera en contra de la visión idealizada de la Ilustración, que sería algo así:

Los votantes

  • recopilan hechos,
  • sacan conclusiones de los hechos,
  • formular las posiciones basadas en las conclusiones, y
  • eligen un partido político que comparte esas posiciones.

La mejor evidencia de las ciencias políticas muestra que el proceso es casi exactamente el contrario.

Los votantes:

  • eligen una tribu o partido basado en afiliaciones de valor,
  • adoptan las posiciones de emisión de la tribu,
  • desarrollan argumentos que apoyen esas posiciones de emisión, y
  • eligen hechos para reforzar esos argumentos.

Aunque el partido es la tribu más común y el mejor indicador de las posiciones de las ediciones, hay otros procedimientos que también funcionan. Una forma común de juzgar una propuesta es la cantidad de apoyo que está recibiendo del “otro lado” (…).

Los Republicanos [el partido Republicano de EE.UU.] han aprendido muy bien cómo manipular los procedimientos de los votantes. No importa lo que los Demócratas [el partido Demócrata] hagan o propongan, los Republicanos lo enfrentan con una oposición máxima y unida, criticándola como socialismo, tiranía o apaciguamiento. Se han dado cuenta con exactitud de que todo lo que tienen que hacer para que las propuestas demócratas sean controvertidas es negarse a apoyarlas.

Como consecuencia, no importa lo que los demócratas hagan o propongan, tendrán que lidiar con la óptica de sus propuestas parecen partidarias.

Vivimos en la política de la posverdad: una cultura política en la que la política (opinión pública y narrativas mediáticas) han llegado a estar totalmente desconectadas de las medidas políticas (la sustancia de la legislación).

David Roberts en Post-truth politics (traducción propia)

Share

Sobre el populismo

En esos momentos de complejidad extrema del escenario internacional, fenómenos como el del populismo son cada vez más probables. En estos tiempos, que testimonian los límites de la capacidad humana de control sobre el futuro, los estados de ánimo pierden la serenidad y poderosos afectos emergen hasta la epidermis de las formaciones sociales. Es como si esos estados de ánimo escaparan a sus portadores y constituyeran atmósferas objetivas de inseguridad, de riesgo, de miedo. Entonces, las actuaciones pueden llegar a tener el rasgo de lo compulsivo y de lo cínico, destruyendo las estructuras reflexivas de  valor que conceden legitimidad a los órdenes políticos. Las respuestas que reclaman los conceptos de justicia, solidaridad, equidad, igualdad, dignidad, quedan entonces vacías, lo que redobla la intensidad de los retos y de las preguntas que encierran (…). Pero cuando el miedo, la inseguridad, la inquietud, lo desconcertante estalla, entonces la crítica es impotente ante las configuraciones de los sentimientos y pasiones. Entonces el populismo acecha.

José Luis Villacañas en Populismo

———-

Esencialmente, el populismo posee cuatro propiedades interrelacionadas:

1) la existencia de dos unidades homogéneas de análisis: el pueblo y la elite;

2) una relación de antagonismo entre ambas;

3) la valoración positiva del «pueblo» y la denigración de la «elite»; y

4) la idea de la soberanía popular, traducida en la prevalencia de la voluntad general como matriz decisoria.

He aquí el núcleo duro del populismo, en cuya ausencia no habrá tampoco, pues, populismo. A ese núcleo pueden añadirse otros rasgos, quizá más derivados que primarios. Destacadamente: su tendencia a organizarse alrededor de un líder, su antiintelectualismo, su identificación con una Heimat o patria idealizada, su hostilidad hacia la democracia representativa qua representativa, su reactividad ante las crisis y naturaleza, por tanto, episódica, así como un repertorio de acción basado en la provocación, la polarización y la protesta.

Manuel Arias Maldonado en Para comprender el populismo (I)

Share

Filomanía Alcobendas: Identidad perdida

Os invitamos a nuestro próximo café filosófico el jueves 18 de mayo a las 19h en el Centro de Arte Alcobendas para seguir compartiendo ideas, indagar, profundizar y aprender del diálogo con los demás.

El tema: IDENTIDAD PERDIDA

Coordina Ángel Carrasco Campos.

¡No os lo perdáis!

Share

Filomanía Barcelona: Inteligencia emocional

¿Listos para nuestro próximo café filosófico? Os esperamos el  jueves 11 de mayo a las 19h en El Corte Inglés, Avinguda Portal de l’Àngel, 19, Planta 6, (Barcelona) para compartir nuestro habitual espacio de reflexión en grupo.

Coordina: Humbert Ruiz

¡No os lo perdáis!

Share

Filomanía Alcobendas: La posverdad

Nos volvemos a encontrar el jueves 20 de abril a las 19h. en el Centro de Arte Alcobendas (3ºplanta) para disfrutar de nuestros habiltuales espacios de reflexión filosófica, compartiendo ideas, indagando, profundizando y aprendiendo del diálogo con los demás.

En esta ocasión filosofaremos sobre LA POSVERDAD

Coordina: Ángel Carrasco Campos

¡Os esperamos!

Share

« Previous Entries Next Entries »